Piratas angoleños, tuiteros nazis, y coches que podrían matarte

1.  Tecnología que excluye a las mujeres

rtr2snol-2

Siri, el asistente de Apple. Fuente: Quartz

Soraya Chemaly (@Chemaly) reporta en Quartz (The problem with a technology revolution designed primarily for men)  que los asistentes de voz de la mayoría de los teléfonos saben cómo  responder ante las preguntas sobre una ruta, un teléfono, una página web, e incluso un ataque al corazón o una amenaza de suicidio.  Pero aún no saben qué hacer si se trata de un caso de violencia machista. Según publicó Quartz el 16 de marzo de 2016, en el Journal of the American Medical Association un grupo de investigadores revisaron la forma en cómo los asistentes de voz de distintas compañías respondían a una crisis. Analizaron qué tipo de voz y de lenguaje utilizaban y cuáles eran los pasos siguientes que sugerían tomar a la víctima.

Siri (Apple) Google Now, S Voice (Samsung) y Cortana (Microsoft) distinguían fácilmente la gravedad de frases como “he tenido un ataque al corazón”, o “suicidio” (en este último caso te ponían en contacto con una línea telefónica de asistencia especializada”). No obstante, cuando la frase era “Me han violado” “han abusado de mí” o “Me  ha pegado mi marido”, la respuesta de los asistentes era la misma: “no sé qué es eso”. Todo lo anterior, a pesar de que las violaciones y la violencia machista siguen siendo problemas comunes en la mayoría de los países donde las mujeres utilizan estos dispositivos habitualmente.  Irónicamente, todos esos asistentes que mostraban su ignorancia eran mujeres.

 

2.Cuando los coches autónomos deciden matar a sus dueños

img_isota_20160321-134102_imagenes_lv_otras_fuentes_flagship-10-k2cb-u4059427820630h-992x558lavanguardia-web
Coche autónomo de google. Fuente: La Vanguardia

¿Y si un día te subes a tu coche autónomo y éste decide matarte a ti en vez de arrollar a cinco peatones? Según reporta Carlos Otto (@ottoreuss) en La Vanguardia (¿Comprarías un coche que podría decidir matarte?) los desarrolladores del google car no han sabido resolver todos los dilemas éticos a los que su creación los podría enfrentar.  Todo se resume según Otto, al llamado dilema del tranvía de la británica Philippa Foot en el que se debe tomar la decisión sobre qué vía va a tomar el tren: aquella sobre la cuál podría arrollar a una persona, o en aquella otra en la que mataría sólo a una.  La casuística inspirada en este modelo es amplia.

Además de las “decisiones” tomadas por el vehículo, aparece la duplicidad creada por la tecnofobia y la tecnofilia: los humanos no confían completamente en las máquinas que tanto admiran y a veces llegan a sentir pánico hacia ellas.  De momento, aunque Google no ha resuelto estos dilemas, diversos estudios han pronosticado que esta clase de automóviles podría evitar el 90 por ciento de accidentes de tráfico.

3.Vida y muerte de Tay, la tuitera virtual de Microsoft que apoyaba a Hitler

tay_ai-xlarge_transahfvc2wzbx_v7bq2hcchd_o-hc_vvkse7ijjuodhoru
La chat bot de Microsoft. Fuente: http://www.telegraph.co.uk/

“Odio a las putas feministas y deseo que ardan en el infierno”. Esta fue sólo una de las frases que Tay, una chatbot adolescente hecha con inteligencia artificial, escribía en Twitter sólo unas horas después de haber sido lanzada por Microsoft. El propósito del experimento era mejorar el servicio al cliente en su software de reconocimiento de voz.  Pero algo salió mal. Algo evidente. Tay había aprendido la jerga adecuada utilizada por los adolescentes, y tenía los conocimientos suficientes sobre estrellas del mundo del pop. Para su mala fortuna, sus tuits se basaban en las respuestas que recibía de los usuarios del twitter. Como dice Helena Horton (@horton_official) en su artículo publicado en The independent (Microsoft deletes “teen girl” AI after it bécame  a Hitler-Loving sex robot within 24 hours), ¿Qué esperaba la gente de Microsoft al presentar a Tai a los locos y los bromistas que abundan en Twitter?  Microsoft apagó a Tay sólo un día después de traerla a la vida, y difícilmente la revivirá.

4.Google diseñó una herramienta para mapear las deserciones de los seguidores del régimen sirio

2012817531625580_20
mapa de los desertores del régimen sirio. Fuente: Aljazzera.com

Según los correos electrónicos de Hillary Clinton filtrados por Wiki Leaks, Google diseñó una herramienta interactiva para rastrear a los desertores del gobierno sirio para contribuir a la lucha contra el régimen de Bashar Al Assad.  Como cuenta en su nota  publicada por The Independent Dougie Bolton (@DougieBolton), uno de los asesores de Clinton,  Jake Sullivan, pensó que se trataba de “una idea muy guay”, y Google aseguraba contar con el apoyo de Al Jazeera para difundir la herramienta en Siria.

La compañía se encargó de hacer llegar esta noticia hasta la  entonces Secretaria de Estado para saber si tenían algo en su contra pero eventualmente la herramienta fue lanzada, con el consentimiento implícito de Clinton.

5. Ciberpiratas angoleños vs. Facebook y wikipedia

1458674813494227
Grupo privado de Facebook creado por Angoleños. Fuente. http://motherboard.vice.com/

Wikipedia y Facebook les ha dado a los angoleños acceso libre a sus páginas web, pero no al resto de Internet. Y el resultado no se ha hecho esperar: los angoleños han utilizado estos permisos para montar una red clandestina de intercambio de películas, música, fotografías y juegos.

Wikipedia no sabe qué hacer, pero muchos de sus editores creen que los congoleños no pueden romper sus reglas y por lo tanto deberían tener la posibilidad de leer pero no de editar o subir archivos.

Este no es un caso único en los países en vías de desarrollo, como señala Jason Koebler  (@jason_koebler )en su articulo Angola’s wikipedia pirates are exposing the problems of digital colonialism, y recuerda casos como el de el desarrollador de 20 años en Paraguay que encontró una grieta en el Messenger de Facebook y la utilizó para ampliar el uso básico de Inernet que la red social les permitía para acceder al “Internet Real”, o  las unidades de USB que usan los cubanos para comerciar películas, música y juegos.

Los Angoleños, dice Koebler, están aprendiendo a redirigir a la gente a cierto tipo de información y a cómo esconder y compartir archivos. Ese tipo de conocimientos, en un país que ha estado dirigido por la misma persona durante los últimos 35 años, podría serles de utilidad en el futuro a los activistas políticos.

 

 

 

 

Anuncios

El ciudadano en serie

 

logo ciudadano en serie

CIUDADANO, NA EN SERIE.- 1. Adj. Natural o vecino de una ciudad material o virtual.

2. Adj. Perteneciente o relativo a la ciudad (o lo que quede de ella) o a los ciudadanos (o lo que sea en que éstos se hayan convertido).

3. m. y f. Persona considerada como miembro activo de un Estado, titular de derechos políticos y sometido a sus leyes, sus multinacionales, sus ejércitos, sus límites de banda ancha, su código de barras, sus drones, sus avatares, sus chats, sus blogs, sus medios.

4. Hombre bueno (mujer u hombre que pertenecía al estado llano).

5. Habitante de las ciudades antiguas y futuras.

6. Protagonista del blog de Iván Hernández, que encarna las contradicciones entre lo nuevo y lo antiguo, que sufre o goza en sus propias carnes la “revolución digital”.